Anteproyecto de la Ley General de Salud Pública

Una de las reformas pendientes en la sanidad española es la de la salud pública, que se acomete con la aprobación del Anteproyecto de Ley General de Salud Pública. En este enlace tenemos un resumen desde la perspectiva jurídica. Creo que se trata de una buena noticia para el futuro de la salud de los españoles y espero que con mejoras que se puedan hacer durante su tramitación, se apruebe en un plazo razonable y con el máximo consenso social.

He dado una lectura rápida al texto (170 páginas) por lo que no he hecho un análisis en profundidad del mismo, pero de cuya lectura he obtenido unas primeras impresiones. Por su extensión es de los textos a los que los juristas denominan “códigos” en el sentido de tratar de llegar a un detalle en ocasiones quizás excesivo o redundante aunque sea instructivo al recopilar toda la legislación vigente sobre el tema. Aún así, en la disposición final segunda se autoriza al gobierno a elaborar en el plazo de dos años un texto refundido con la Ley General de Sanidad y Ley de Cohesión del SNS. Los juristas tienen trabajo, uno de los cuales será el estudio comparado de las distintas iniciativas al respecto.

En un artículo previo ya apuntaba algunos de los aspectos que me parecían interesantes a incluir en esta Ley, y que he comprobado están ampliamente incorporadas en la misma.

Al tratarse de una primera lectura, y rápida, pido se interpreten con cautela mis comentarios, pues pudieran ser apresurados.

Desde mi punto de vista, lo más destacable de la Ley es:

Transparencia. Establece el derecho a la información sobre salud pública sin necesidad de ser parte interesada. En ausencia de una Ley de acceso a información de la Administración Pública, es un avance importante que se siga la senda marcada previamente para la información ambiental.

Evaluación del impacto en salud. Establece la obligatoriedad de realizar el impacto sobre la salud en determinadas iniciativas. Sigue igualmente el planteamiento ya consolidado de impacto ambiental y es una herramienta clave para establecer la salud en todas las políticas.

Ética. Incorpora de una forma clara elementos éticos en las actividades en salud pública, especialmente en lo referido a conflicto de intereses.

Rendición de cuentas. Incorpora elementos de evaluación de políticas públicas.

Profesionales de salud pública. Trata los aspectos de formación y desarrollo  profesional.

Creo que está bien tratada la vigilancia de la salud pública y los sistemas de información (a destacar: La información generada será de uso público, salvaguardando los requisitos legales y confidenciales de cada situación), aunque creo se llega a unos detalles excesivos para una ley (por ejemplo en cuanto a fuentes de información y detalles de la encuesta nacional de salud) y puede haber lagunas en cuanto al acceso a datos protegidos por las leyes de estadística. Hecho en falta alguna referencia al gobierno electrónico y mayor énfasis en las redes sociales.

En cuanto a aspectos que creo son mejorables, destacaría:

Definiciones.

La definición que se da de salud pública, es sustituible por lo ya publicado en  algunas leyes similares de ámbito autonómico. La definición de crisis es mejorable, incluyendo riesgos reales o sentidos como tales; con la definición actual no se categorizarían como crisis algunas de las más importantes ocurridas recientemente. Realmente no se da una definición de ética de salud pública. Al igual que en otras leyes, se hace un énfasis a la protección de la salud como algo específico que me resulta difícil diferenciar de la prevención, a no ser que su hecho diferencial sea la titulación de los profesionales más directamente implicados.

Intervención en salud pública.

Los principios éticos a que hace referencia en los Art 29 y 44 se refieren a los de la bioética; creo que además hay que tener en cuenta los principios éticos de la administración pública.

Cuando se hace referencia a los servicios sanitarios, se suele hacer mucho énfasis en atención primaria de salud y en ocasiones, siendo relevantes, no se tienen en cuenta los centros hospitalarios.

Creo pudiera dar lugar a dudas en la interpretación del apartado referido a la decisión de no vacunación por parte de los profesionales sanitarios.

Hecho en falta alguna referencia a la implicación de los estudios genéticos en salud pública.

Se habla de la promoción de la salud en oficinas de farmacia, pero creo debería haber una formulación más genérica referida a centros y establecimientos sanitarios.

No entiendo bien el Art 79 de la gestión hospitalaria en el área de salud. Parece se quiere avanzar en el desarrollo de la Ley 41/2002 en cuanto a difusión de indicadores de los centros sanitarios.

En cuanto a la protección de la salud, insisto en que no acabo de entenderlo: La salud laboral es proteccion de la salud, pero entre sus actividades está la promoción de la salud en el ámbito laboral ¿?. No veo diferencia conceptual entre prevencion y protección al igual que veo muy centrada la prevención en lo que son vacunas.

Los profesionales de la salud pública.

Quedan bien establecidos los principios generales sobre los profesionales de la salud pública, pero el Artículo 135 referido a la titulación para el ejercicio profesional puede dar un mensaje confuso al establecer una vía alternativa a los programas de internos y residentes en elcaso de los médicos.

Entendiendo la salud pública como un tronco de especialización al que se podrá acceder desde las distintas profesiones sanitarias, parecería lógico establecer que el acceso a la titulación sea a través de los programas de internos y residentes para los profesionales sanitarios y los programas de master para los profesionales no sanitarios. No contemplaría en la Ley la cuantificación de los créditos necesarios y remitiría a una reglamentación específica posterior el desarrollo de este apartado. Hay que tener en cuenta que se refiere a nuevas incorporaciones de profesionales, por lo que en un plazo determinado los candidatos deberían tener los requisitos de titulación y quien contrata la obligación de exigirla; por tanto no dejaría abierta la puerta a excepciones, y menos en una Ley.

Al no crearse la Agencia de  Salud Pública que gestione la salud pública en la Administración Central, surge la duda de como no evitar duplicidades y cual será la relación entre los órganos administrativos del Ministerio y el Centro de Evaluación de Políticas de Salud Pública y Prevención de Enfermedades.

En este enlace tenéis el posicionamiento de los presidentes de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE)y Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS).

Actualización 15 de septiembre de 2009: El CES advierte de que el texto puede producir inseguridad jurídica y pide una redacción menos confusa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s