La CRISIS como oportunidad para la Administración Pública.

En un artículo anterior comentaba que tan pronto se inicia una crisis hay que empezar un plan de recuperación. También indicaba que en el impacto de la CRISIS en la Administración Pública creo que todavía estamos inmersos en la fase de choque inicial y a  nivel general no se está pensando todavía en la recuperación, para la que forzosamente habrá que replantearse muchas cosas, habrá que reinventarse: después de la crisis no podremos hacer las mismas cosas que hacíamos antes y de la misma manera.

Mientras que los libros y artículos acerca de la visión de la economía después de la crisis aparecieron ya desde los primeros momentos,  los trabajos sobre la visión post-crisis de la Administración Pública son escasos. Sin ser exhaustivo, mencionaré algunos artículos escritos con visión de futuro.

Interesante la ponencia de Carles Ramió en el Congreso de la Excelencia en la Gestión del Gobierno Vasco en la que aborda tres ámbitos de cambio:

  • Transformaciones en los directivos públicos: para salir de la crisis habrá que pensar en estrategia más que en decisiones coyunturales, replanteándose cosas que se hacen por rutina, manteniendo un mayor liderazgo organizativo en situaciones de incertidumbre.
  • Transformación de las administraciones públicas: Las reformas de los 60, 80 y 90 no han sido exitosas y aunque esta última haya producido transformaciones, estas han sido de forma asimétrica y heterodoxa. Los cambios han tenido problemas más en el “como” que en el “qué”. Entre sus propuestas: abandonar esquemas institucionales obsoletos, abordar temas de recursos humanos, innovación, refuerzo del valor público asociado a un buen gobierno y a una buena administración y gestión trasversal.
  • Estrategias de colaboración y cooperación entre el sector público y el sector privado: Ni las más grandes instituciones públicas, las administraciones centrales de los países desarrollados, tienen capacidad por sí mismas para afrontar los retos de un mundo globalizado. Colaboración con el sector privado pero por supuesto con otras administraciones y organizaciones ciudadanas, teniendo en cuenta que no está demostrado que sea siempre mejor la gestión privada de servicios públicos y asumiendo los errores cometidos hasta ahora: asimetría en la relación entre posición del interlocutor de la administración y el de una gran corporación, ausencia de límites claros en cuanto a externalización e insuficiente control. Por último, avanzar hacia una administración en red con innovaciones como el impulso de las Tecnologías de la Información y los nuevos mecanismos de participación ciudadana.

Prudencia acerca de la  colaboración público privada reclaman tambien en el blog i-public@; lo que no cabe duda es que se habla cada día más de ello, sobre todo de las posibilidades más que de su oportunidad propiamente dicha (pensemos en la sostenibilidad futura). Creo vendría bien una revisión de las experiencias previas y pensar en estrategia pública y por tanto visión de futuro más que en intentar resolver una situación coyuntural a corto plazo.

Otra serie de artículos con visión de futuro son los publicados en el blog de Jose Antonio Cobeñas sobre Inteligencia Pública Digital:

  • Es una ocasión inaplazable para utilizar la inteligencia pública digital en una oportunidad para reforzar la actitud de compromiso y servicio a la ciudadanía.
  • Define “Diez propuestas desde la Administración Electrónica de la Junta de Andalucía ante el mañana próximo”. Tomando como base la Ley 11/2007, establece el Paradigma 29: la conjunción de los 7 Fines de la Ley, los 11 Principios y los 11 Derechos declarados en la misma. Han de ser referencia estratégica para todas las Administraciones Públicas.
  • Establece la diferencia entre Gobierno electronico y Administracion electrónica: Gobierno electrónico, según Gartner, es la continua optimización en la prestación de servicios públicos, acceso a la información pública y participación ciudadana mediante la transformación interna y externa de las relaciones con base en el uso de las TIC, como actitud política sostenida en el tiempo y en programas políticos. Administración electrónica, es la utilización de las Tecnologías de la Información y Comunicación como soporte del Gobierno electrónico, como componentes del mismo.
  • Define el empoderamiento digital como la capacidad que tienen los Gobiernos y las Administraciones Públicas para transferir conocimiento y poder digital a la ciudadanía, y a sus empleados públicos.
  • Indica la necesidad de “ordenar la trastienda” como primer paso necesario para mejorar los servicios que se prestan al ciudadano.  Trastienda pública, abierta y transparente. Eficacia, sujeta a principios de calidad, responsabilidad y servicio público. Ética pública digital, entendida como proceso organizativo mediante el cual el Gobierno incorpora a sus funciones corporativas los sistemas y las tecnologías digitales de la información y comunicación, como escenario y motor de su cambio y como modelo de integración tecnológica orientada al ciudadano.
  • Oportunidad de hacer más con menos. Habrá que ser más eficaces y eficientes con menos recursos, más austeros, pensando al detalle en qué  nos gastamos los recursos limitados: se acabó “disparar con pólvora del rey”, eliminando proyectos que consuman mucho y aporten poco socialmente.
  • Acabar con la carrera de ser los primeros en….Proporcionalidad, en el sentido de que las diferentes Administraciones deberíamos hacer un esfuerzo por concentrar plataformas digitales muy robustas que a modo de intercambiadores pudieran ofrecer servicios similares con un núcleo común.
  • Apuesta por las posibilidades que ofrece el cloud computing (con las implicaciones organizativas que implica).
  • Reutilización de aplicaciones y Transferencia tecnológica, con liderazgo de la propia Administración y no de las empresas del sector. Necesidad de interlocución al mismo nivel.
  • Espacios de marketing público interno para que los demás conozcan el catálogo de productos y servicios digitales de cada Administración Pública.

En cuanto a los peligros de pensar en el corto plazo y no en la visión necesaria para salir de la crisis, me parecen interesantes el editorial del periódico El País  Recortes sin reformas a propósito de la reducción de las Subdirecciones Generales en la Administración Central, y el comentario de Jordi Sevilla a propósito de los recortes en la Administración pública  “……No necesitamos menos estado, sino mejor estado”.

La evolución de la Administración no es ajena a la de la sociedad, por lo que me parece interesante completar las ideas expuestas con la  ponencia de Alfons Cornella en TED Barcelona sobre “Los problemas que afrontará la siguiente generación”. Aborda cuestiones de sostenibilidad, transversalidad, los productos además de útiles serán emocionales, salario en función del tiempo de trabajo, objetivos y aporte de conocimiento y el papel social de la mujer.

Hace igualmente referencia al problema de digerir la cantidad de información disponible y como transformar lo digital en inteligente. Si estas cuestiones plantean problemas tecnológicos, serán de mayor trascendencia los problemas de orden social, al ser los problemas cada vez más complejos y cada vez menos solucionables exclusivamente desde la perspectiva científica o tecnológica. En cuanto a las situaciones de crisis, tanto la biología como la economía nos dicen que hacen que los organismos cambien, sea al azar o con la mezcla de lo previamente existente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s