De las Voluntades Vitales Anticipadas a la dignidad de las personas en el proceso de la muerte.

Desde que en el año 2004 se puso en funcionamiento el Registro de Voluntades Vitales Anticipadas de Andalucía, este ha experimentado una evolución pareja a la experimentada por la Bioética en nuestro país.

Esta evolución ha estado fuertemente influenciada por el tratamiento mediático de acontecimientos que han despertado el interés por las Voluntades Vitales Anticipadas (VVA): suicidio asistido en “Mar adentro”, sedación terminal en Leganés, rechazo de tratamiento de Inmaculada Echevarria, toma de decisiones a partir de los valores en el caso de Eulana Englaro y finalmente aprobación de la Ley 2/2010 de Derechos y Garantías de la Dignidad de la Persona en el Proceso de la Muerte . Cada uno de estos episodios ha despertado el interés de la población en inscribir su VVA y de los profesionales sanitarios por conocer las registradas por sus pacientes.

En un primer momento las VVA parecían ser un fín en si mismas, pero pronto se vió que tenían algunas limitaciones, para posteriormente considerar que son importantes pero insuficientes para abordar todas las situaciones que se pueden plantear en la atención sanitaria al final de la vida y más recientemente ser consideradas como un recurso más de los que disponemos en momentos en los que hay que tomar decisiones sanitarias y el paciente no puede expresar su consentimiento informado. Hay que destacar que en pocos años hemos experimentado una evolución similar a la ocurrida en EEUU en las tres últimas décadas: se ha pasado del interés por las VVA al interés por la planificación anticipada de las decisiones sanitarias. En nuestro caso, los elementos más característicos de esta transición han sido:

•         La aparición de las VVA se asoció a un nuevo derecho (ya contemplado en la Ley 41/2002) y no a un instrumento para el proceso de deliberación al abordar los aspectos éticos al final de la vida.

•         La infraestructura que permite la inscripción de la VVA se desarrolló en el ámbito administrativo aunque su fín último es ayudar a tomar decisiones clínicas en el ámbito asistencial.

•          El debate inicial se centraba en aspectos fundamentalmente jurídicos, para pasar posteriormente a interesarse por garantizar una atención sanitaria de calidad al final de la vida.

•         En un principio hubo un debate importante para establecer el equilibrio entre la seguridad en el tratamiento de la información y la accesibilidad a la misma, superado con la mayor accesibilidad de los profesionales sanitarios y su incorporación a la historia clínica.

•         En el debate inicial hubo una tendencia al análisis del caso extremo o excepcional, que aunque adecuado para el debate, no podía condicionar el funcionamiento de todo el sistema. Todo ello con una incertidumbre inicial respecto al interés que podía despertarse y a sus implicaciones legales.

•         El eje del debate eran situaciones asociadas a procesos agudos, mientras que el debate actual está más interesado por procesos crónicos y especialmente degenerativos.

•         En un principio se estaba interesado por potenciar las VVA en determinados diagnósticos, mientras que ahora interesa más el pronóstico: situaciones que pueden evolucionar a la incapacidad de echo de otorgar el consentimiento informado.

•         Había incertidumbre en cuanto al número de inscripciones que se registrarían, asociándose el éxito del Registro a un mayor número de declaraciones; ahora se está más interesado en que la declaración se haya hecho con asesoramiento de personal sanitario y en el marco de la relación asistencial.

•         Había interés en incorporar en los procesos asistenciales la consulta de la VVA, mientras que en la actualidad además, el reto está en incorporar en los procesos asistenciales la planificación anticipada de las decisiones sanitarias por parte del paciente, que puede llevar a inscribir la VVA.

•         Mientras que en un primer momento el interés estaba en el número de VVA consultadas en el registro, el interés actual es conocer si ha servido para adoptar decisiones sanitarias.

Estos cambios se han visto reforzados con la Ley 272010, cuyas principal aportación respecto a las VVA ha sido el intento de reconducirlas hacia el otorgamiento del consentimiento informado en ámbito asistencial. Como acciones concretas, esta Ley:

•         Hace énfasis en el papel de los profesionales sanitarios en informar a sus pacientes sobre las VVA.

•         Incorpora las VVA en la historia clínica.

•         Permite el acceso a la VVA `por los profesionales sanitarios (no sólo médicos).

•         Aclara el papel del representante y le implica para otorgar el consentimiento informado.

•         Da importancia a los valores del paciente como elemento de deliberación en la toma de decisiones.

•         Mejora de la accesibilidad para la inscripción al permitir aumentar las sedes del registro.

En definitiva nos encontramos en proceso de dirigir el interés por las VVA al interés por la planificación anticipada de las decisiones sanitarias. Al margen del debate sobre las limitaciones de las VVA, posiblemente su gran aportación haya sido el haber facilitado que las personas que las han realizado y designado un representante, hayan hablado con él acerca de sus valores vitales. Por eso desde mi punto de vista, los dos elementos más importantes de una VVA son:  consignar mis valores vitales y designar a un representante que decida por mí.

Anuncios

2 thoughts on “De las Voluntades Vitales Anticipadas a la dignidad de las personas en el proceso de la muerte.

  1. Anu

    Excelente!!! Otro logro mas de los que puedes sttriene bendecida. Ahora me pregunto, a que9 autoridades de la salud te refieres? de tu paeds? Creo que algunas personitas de por aqued han tomado en serio esa frase!!!!!

    • Debasmita

      Thank God for our courageous and vaailnt Latino veterans who served in uniform! Thank you Major Frank Medina, national chairman of the Borinqueneers Congressional Gold Medal Alliance,for your service in Iraq and for leading the fight to procure that coveted award for our illutrious Borinqueneers!’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s